A la piel grasa se la reconoce por tener los poros grandes. Esto se debe a que las glándulas sebáceas producen demasiada grasa y le dan a tu cara ese aspecto grasiento y brillante, aun horas después de haberla lavado. Sin olvidarnos de que tu piel también es propensa a espinillas y barros.

cuidados para tu piel

¿Qué puedo hacer?

¡La solución está en la limpieza! Y estos son los pasos que tienes que seguir para controlar el exceso de Grasa en tu piel

1. Limpieza

Cómprate un limpiador libre de aceites que limpie profundamente tu piel sin resecarla excesivamente. Esto es importante. No dejes de limpiarte la cara día y noche.

2. Mascarilla

Las mascarillas son excelentes, ya que abren los poros, eliminan impurezas y absorben el exceso de grasa en la piel

3. Tonificador 

Este producto sigue eliminando el exceso de grasa en la piel, tonifica y limpia los residuos de maquillaje o mascarilla.

4. Humectantes

Muchas mujeres creen que al usar un humectante añaden más grasa a su piel, por  lo contrario, el uso continúo de un humectante no solo te hidrata, también controla la grasa.

Un humectante te ayuda a retener agua en la superficie de tu piel. Pero si usas el erróneo, entonces taparás los poros y se agravará la situación.

5. Cobertura o base

Las bases de maquillaje son esenciales no solo para darle un aspecto más saludable a tu piel o para disimular impurezas. También te ayudan a controlar el exceso de grasa, por so es importante comprar uno formulado específicamente para tu tipo de piel.

La base funciona como una barrera protectora, si tu piel está expuesta sin una base, los polvos y la suciedad entrarán en tus poros y, puesto que son propensos a barros y espinillas, tendrás problemas al taparlos aún más. Así que usa una base para luego quitarla por la noche con el limpiador.

No olvides de usar un polvo suelto o compacto también formulado para tu tipo de piel, te ayudará a eliminar el brillo. Llévalo en tu cartera para darte retoques durante el día.