Hace unos pocos días hablábamos sobre un indiscutible personaje, que aunque pequeño en estatura pero con un gran corazón todas las noches le arrebata una sonrisa al hambre, Jorge Muñoz el Angel de Queens.

Este héroe Colombiano de 46 años de edad, residente en Nueva York, reparte desde hace 6 años sin fallar comida a 170 jornaleros y hombres de la calle de Queens.

Heroe Colombiano

Heroe Colombiano

Creador de la Fundación sin ánimo de lucro “El Ángel de Queens” y quien por medio de esta, ha logrado ayudar a miles de indocumentados en la ciudad de Nueva York. Es grandioso saber que un ser tan especial como lo es Jorge, puede hacer cosas tan lindas y maravillosas como darle un plato de comida a alguien que tiene hambre y que quizás no ah podido tomar ni un vaso de agua en el día entero.

Este gran hombre, sale desde las siete de la noche, con su provisión de 170 comidas empacadas, 150 botellas de agua, 70 gaseosas, 250 panes y café caliente, para entregárselas a la gente desprotegida y hambrienta de las calles de Nueva York. Regresa a casa cerca de las 11:15 de la noche a dormir.

Su labor social en pro de los inmigrantes y los más necesitados, le ha generado grandes reconocimientos, como la nominación a los Premios Héroe de la cadena CNN y la medalla Presidencial al mejor ciudadano, que recibió de manos del Presidente de los Estados Unidos Barack Obama. Estaremos publicando más artículos acerca de estas nominaciones que han hecho de Jorge Muñoz no solo un héroe sino una persona con un gran corazón, dispuesto siempre a ayudar al necesitado.

“Me da mucho pesar cuando veo que alguien desperdicia los alimentos, mientras otros se mueren de hambre. Un pollo calmaría el hambre de un niño”. Señala Jorge Munoz.

Este héroe Colombiano tiene un grupo de apoyo.

Mi mamá que está artrítica, prepara en dos hornos, 60 libras de pollo, 22 libras de arroz, 20 libras de pasta, 20 libras de pimentón verde, 5 libras de cebolla, huevos, 10 libras de vegetales congelados. Ese es el menú que prepara mamá los jueves. En la semana se va variando el menú: lentejas, carnes, arroz con pollo. Ella y mi hermana empiezan a cocinar desde la 1 de la tarde hasta las 4 y media de la tarde. Pero como las dos no dan abasto ya para tantos alimentos, hemos requerido de dos personas más. Después de 7 de la noche salgo a repartir esos alimentos.

Hace seis años, mientras trabajaba conduciendo el bus escolar de su trabajo cotidiano, vio que unas personas que llevaban 12 bandejas de comida con 3 cajas llenas de bolsas de leche, jugos y otros alimentos, que iban a votar; se bajó del bus y pidió que le regalaran esos alimentos para dárselos a otras personas.

Así nació su obra humanística que el 4 de agosto de 2010 le permitiera el reconocimiento del presidente Barack Obama al condecorarlo en la Casa Blanca con la medalla Citizens Medal. El presidente le dijo a Jorge Muñoz que estaba sorprendido y honrado por su tarea humanística y lo consideraba un Ciudadano Ejemplar de los Estados Unidos. Cuando estuvieron a solas, le contó en privado que el trabajo comunitario fue su tarea más importante desde joven.

Apenas el mundo registró la noticia de este colombiano en la prensa y en la televisión, se incrementó el número de beneficiados en su tarea de cada noche. Pasó de repartir 140 alimentos a 180 alimentos. Miles de correos de todo el mundo empezaron a llegar, expresando solidaridad y apoyo, como el de una niña de ocho años que envió un aporte conmovedor de 25 dólares de sus ventas de pasteles de chocolate. Es sorprendente saber que un ser humano puede hacer tantas cosas por las personas y que si nos uniéramos todos a hacer esta labor, nadie aguantaría hambre en ningún lugar.



Jorge no se queja de nada, proviene de una familia de clase media colombiana, es un creyente convencido de que Dios lo ha escogido para esta tarea con sus semejantes, vive de lo mínimo con sus 650 dólares que gana al mes, no bebe ni fuma, jamás le ha faltado la comida en su casa, no posee otra riqueza que su amor al prójimo. Y no tiene ínfulas de nada. “Lo de ángel de Queens”, fue el nombre que me dio un periodista de Nueva York, pero en verdad los ángeles están en el cielo. Creo que cada ser humano puede replicar lo que hago, con una, dos o más personas. No se requiere de grandes fondos sino de grandes sentimientos para compartir”.

Viajes a su país de origen Colombia?

Las veces que ha podido viajar a Colombia ha sido una gran experiencia me han recibido con mucho fervor y entusiasmo, pero siempre estoy con el deseo de regresar pronto ya que cada noche me esperan 180 seres humanos que dicen: “Colombia“. Sí: Es Colombia que viene cargada de alimentos. Con las manos abiertas al mundo de los desposeídos. Es Colombia en ese ser dulce, sereno, impecable que es Jorge Muñoz, como un ángel bajo el cielo de Queens. No le temo a la fama porque eso no va conmigo. Muchos canales de televisión han deseado filmar el momento en que estoy entregando los alimentos y yo no he aceptado por respeto al ser humano”.
De vuelta a Pereira y Palmira, la tierra de sus ancestros, ha vuelto a degustar sus alimentos predilectos: trucha con patacones y carne asada.

Gracias a su perseverancia ejemplar ha llegado a alimentar a ciudadanos de dieciocho nacionalidades, entre americanos, chinos, hindúes, coreanos, griegos, judíos, mexicanos, ecuatorianos, guatemaltecos, colombianos. Estas son las crónicas de un verdadero Héroe Colombiano.

Gracias a Jorge Muñoz por su ejemplo y demostrar que no se necesita dinero para ayudar, solo se necesita tener un gran corazón y la disposición de ayudar.

Recuerda que cuando se maneja no se textea. Cuida tu vida y la de los demás.

Artículos relacionados:  Biografía de un héroe Colombiano.      Gabriel García Márquez, biografía de un escritor Colombiano.

Te invitamos a que nos sigas en las redes sociales, Facebook y Twitter