El hígado

Higado

Higado

Situado debajo del diafragma, en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, el hígado es el órgano más grande del cuerpo  humano. Su peso está entre los 1100 y 2500 gr. Está formado por dos lóbulos, el lóbulo derecho y el lóbulo izquierdo. La vesícula biliar, relacionada con el hígado, se encuentra debajo del primero.

La vesícula biliar es un órgano en forma de saco que sirve para almacenar la bilis que produce el hígado. La bilis es un liquido de color verde amarillento, formado principalmente por ácidos grasos, (entre ellos el colesterol) sales y pigmentos (entre ellos las bilirrubina). Cuando comemos, la vesícula biliar se contrae vertiendo la bilis en el intestino delgado. Esta bilis, junto con la que procede del hígado, será necesaria para facilitar la digestión de las grasas y vitaminas.

El hígado además de su tamaño, es uno de los órganos más importantes de nuestro organismo. Dada la importancia que este órgano posee se le suele llamar “la fábrica química del organismo”

 

Entre las muchas funciones del hígado se destacan:

  • Almacenar y filtrar la sangre de las partículas nocivas (microorganismos, toxinas, anticuerpos, etc.)
  • Producir la bilis y las enzimas necesarias para la digestión de las grasas y la absorción de las vitaminas.
  • Almacenar el glucógeno necesario para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. El glucógeno es liberado a la sangre cuando los niveles de azúcar descienden.
  • Almacenar el hierro y el cobre.
  • Almacenar las vitaminas A y D.
  • Participa  en la metabolización de los alimentos en nutrientes asimilables por el organismo. (proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales)
  • Sintetizar el colesterol y producir triglicéridos.
  • Sintetizar las proteínas.
  • Sintetizar los elementos coagulantes de la sangre.
  • Convertir el amoniaco en urea.
  • Encargarse del equilibrio hormonal.
  • Encargarse de la metabolización de los productos tóxicos.

 

¿Por qué el hígado se enferma?

Muchas de las enfermedades del hígado y de la vesícula biliar tienen su origen en una dieta inadecuada. La adopción de una dieta adecuada para el hígado es un factor primordial en el cuidado y salud de este órgano. Otras veces las enfermedades del hígado responden a procesos infecciosos causados por microorganismos, como los virus que producen la hepatitis.  La ingestión o inhalación de productos tóxicos es muchas veces responsable de la mala salud hepática. Entre las toxinas que producen más problemas en el hígado es el alcohol, máximo responsable de los casos de cirrosis.

Otras veces la salud del hígado puede verse afectada por enfermedades hereditarias que precisan ser tratadas para que no lo deterioren.

Consejos para curar o tener un hígado sano:

Higado y Vesicula

Higado y Vesicula

  • Ser prudente con las bebidas alcohólicas.
  • Adoptar una dieta adecuada.
  • Evitar los alimentos tóxicos para el hígado.
  • Lavar bien los alimentos que vamos a comer para evitar la indigestión de microorganismos.
  • Las frutas deben lavarse y pelarse bien para evitar los pesticidas.
  • Conviene lavarse las manos antes de comer con agua y jabón.
  • Evitar dejar comida preparada fuera de la nevera.
  • Comer comida fresca y evitar las comidas recalentadas.
  • Evitar el contacto con productos químicos que puedan dañar el hígado.
  • Ser prudentes en la utilización de medicamentos, evitar la automedicación.
  • Prevenir el contagio de la hepatitis, evitando compartir jeringas, cepillos de dientes, artículos de afeitado, etc.