ESPINACA Y SUS BENEFICIOS

ESPINACA

ESPINACA

Definitivamente Popeye tenía toda la razón cuando consumía una lata de espinacas cada vez que quería defender a la pobre Olivia del acoso de Brutus.

 

El secreto de la espinaca no está solo en el hierro si no en el alto contenido de nitratos, que vuelven más eficientes a las mitocondrias, encargadas de aportar la energía a las células en forma de ATP. Es como si pusiéramos más combustible en los músculos.

 

 

La espinaca posee varias propiedades medicinales y además muchas nutritivas.

Posee propiedades que inhiben o ayudan a evitar el cáncer, especialmente el del  pulmón. Esta planta  posee propiedades antioxidantes con lo cual facilita la eliminación de los radicales libres presentes en el organismo.  Los radicales libres son los responsables de las enfermedades degenerativas, como el envejecimiento y por su puesto la aparición del cáncer. Las hojas de espinaca poseen leves propiedades diuréticas, por lo cual estimula la eliminación de líquidos. Debido a esto es muy recomendable incluir la espinaca en las dietas para bajar de peso.

También posee propiedades digestivas, esto se debe a que posee una abundante cantidad de fibras, que estimulan la realización de los procesos digestivos. Por esto el consumo de espinaca está particularmente indicado para aquellas personas que sufren de estreñimiento.

De igual manera la espinaca tiene propiedades hipocolesterolemiantes, ya que facilita la eliminación del colesterol del organismo. Además es un excelente alimento para mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio.

Las personas que sufren de hipertensión también pueden aprovecharse de las sanas cualidades de esta verdura tomando tres cucharadas diarias de jugo de espinaca.

Si tenemos problemas de las dermis también podemos utilizar esta planta como beneficio. Si tenemos la piel irritada recurriremos a un ungüento de espinaca elaborado con hojas cocidas y aplicado directamente con una gasa sobre la zona afectada.