Por lo general las mujeres tienden más fácilmente  a acumular grasa y líquidos en la región abdominal. Aquí tenemos unos buenos consejos y ejercicios para reducir el abdomen.

Existen ejercicios para reducir el abdomen, que ayudan a reducir el volumen del vientre al fortalecer los músculos abdominales y al evitar la retención de líquidos o acumulación de grasas en esa área del cuerpo.

Ejercicios Abdominales

Ejercicios Abdominales

 

El vientre está conformado por tres músculos que se superponen uno a otro tal como las hojas de una lechuga o de una cebolla.
Como todo músculo, requiere de ejercicios para mantenerse en forma y además para quemar los depósitos de grasa que puedan existir en el área. Por eso, las mujeres sedentarias con escasa actividad física tienden a tener un vientre de mayor prominencia.
Además de la falta de ejercicio, un vientre puede adquirir una forma mayor por acumulación de gases, estreñimiento, retención de líquidos previos a la menstruación, etc. Por eso es necesario combatir todos estos factores con ejercicios para reducir el abdomen.

 

Algunos consejos y ejercicios para reducir el abdomen son:

Acostarse  en el suelo boca arriba con las rodillas encogidas. Poner los pies debajo del sofá u otro mueble que le impida moverlos (también puede sujetarlos otra persona) y las manos unidas detrás de la cabeza. Tratar de levantar el tronco para tocar las rodillas con los codos, aguantar un instante en esta posición y volver al suelo. Repetir el ejercicio, tranquilamente, diez veces. Si se practican dos series todos los días, se observarán pronto los resultados.

  •  Usar una bolsa plástica reductora casera alrededor del abdomen, pegada a la piel, para eliminar grasa: mientras estamos en casa o cuando practiquemos una actividad física. De esta forma se conseguirá incrementar el calor en esa zona y quemar mayores cantidades de grasa subcutánea.
  • Reducir la formación de gases. Para ello, se debe comer con tranquilidad, masticar bien los alimentos, no hablar mientras se mastica y reducir o evitar el consumo de bebidas con gas. Igualmente, no conviene abusar del consumo de hortalizas como la coliflor o el brócoli y el repollo, legumbres como las lentejas y frutas como las secas, ya que pueden provocar gases. También es muy importante tomar agua, esto ayuda al buen funcionamiento del intestino.
  • Cocinar con los métodos más sanos: plancha, al vapor, al horno, entre otros.
  •  Consumir alimentos con fibra (pan integral, salvado de trigo, etc.) ya que éstos dan sensación de saciedad, lo que retrasa el hambre, los consiguientes picoteos a deshoras (snacks, bollería industrial…) y los poco saludables atracones en la mesa. Además los alimentos con fibra aumentan el volumen del bolo alimenticio combatiendo con ello el estreñimiento.
  • Consumir alimentos de carácter diurético y depurativo, como son las alcachofas, el apio y los espárragos. En el campo de las frutas, las más aconsejables son las uvas, la manzana, la pera y el melón.
  • Reducir el consumo de sal que favorece la retención de líquidos lo que puede aumentar el volumen del abdomen. Se recomienda sustituirla por hierbas aromáticas que, además, no aportan calorías.
  • Evitar el exceso de alcohol y los alimentos vacíos o chatarras (fritos) los cuales tienen muy bajo poder nutritivo, pero alto poder calórico.
  • Procurar mantener la espalda derecha, sin encoger los hombros (esta situación favorece la lordosis, aumento de la curvatura vertebral lumbar y una mayor prominencia del vientre).

Ver otros articulos:

8 Tipos de inteligencia

Conoces realmente los beneficios del Omega 3

Que tipo de articulo te gustaria ver en nuestra pagina?

Queremos saber tu opinion.